Última semana de entrenamientos, últimos días de nervios, últimos días de la temporada. Paso la semana bastante rápida entre toda la vorágine que supone un Playoff. Los nuestros preparaban con ilusión el encuentro, con el aliento de aquel gol de Zucu cuando el partido de ida se iba al empate a nada. Una semana cargada de emociones, en los que nuestra Villaviciosa Hermosa se tiño de negro, de los colores de su equipo, una semana donde gente de toda Asturias, y más lejos, se volcó con un sueño, el sueño de devolver a este humilde equipo a la categoría de bronce.

Les Caleyes se vestía de gala para recibir la batalla final, con medio centenar de aficionados visitantes y muchos amigos venidos de Santander, los cuales aplaudían a rabiar cuando nuestra megafonía les agradecía la visita y les deseaba la mayor de las suertes en su nuevo reto, la liga 1 2 3. Antes del inicio del encuentro se guardó un riguroso minuto de silencio en memoria de María Dolores Mieres Llera, pareja de nuestro delegado Diego Cueto, aprovechamos estas líneas para enviarle un caluroso abrazo a él y a toda su familia.

Ya en lo deportivo el partido arrancaba vibrante, con dos equipos, de nuevo luchando de poder a poder, en la primera media hora a punto estuvo el Lealtad de aumentar las diferencias, pero el meta detuvo los tiros de Jorge y Saha, el Villarrobledo tendría la más clara, en esta fase inicial, en un tiro que el trio arbitral anularía por fuera de juego. A la media hora de juego Nacho Huerta, en un buen disparo, igualo la eliminatoria. Estiro líneas el conjunto negrillo y busco el gol antes del descanso. Tras el paso por vestuarios golpeaba de nuevo Nacho Huerta con el segundo gol que daba la vuelta a la eliminatoria. A raíz de este gol el conjunto maliayo se volcó en ataque y a media hora del final Saha acortaba distancias, dejando la eliminatoria en un gol, tras un gran centro de Miguel Obaya. A veinte para el final Pelayo Pedrayes recibía una roja directa por una falta siendo el último defensa. Los negrillos, volcados ya en ataque, verían como el árbitro les anularía un tanto por fuera de juego, cuando Les Caleyes ya lo celebraba. Ya en el descuento Samu Baños y Robert Martínez son expulsados por reclamar un penalti que la parroquia villaviciosina entendía clamoroso, pero no hubo tiempo para más y el marcador no se movería.

Final agónico para nuestros chicos en una temporada que quedara para la historia por los números y por la ilusión que se mantuvo hasta el instante final. Los de Samu Baños se retiraron de Les Caleyes entre una gran ovación porque lo dieron todo sobre el verde. Enhorabuena al CP Villarrobledo por su ascenso. Y ahora más que nunca… ¡Vamos, Lealtad!