Volvía el fútbol otra tarde agosto a Les Caleyes para disputar el Lealtad – Ceares perteneciente a la Copa RFEF, en el que los locales solo podían ganar para continuar en esta competición. Tras el empate a unos en la ida en La Cruz, ambos equipos buscaron afianzar rápido una victoria que les permitiera seguir vivos en la competición, una competición en la que los negrillos iban líderes, pero que todo se jugaba en este partido en la Villa.

Sería Jorge, reencontrado con el gol en esta competición, quien adelantara a los leales en el marcador, haciendo posible el sueño de seguir en la Copa. Poco después, Saha intentaría asentar el marcador para evitar lo sucedido en anteriores partidos, con un remate de cabeza, que se fue fuera por poco. Poco antes del descanso, el Ceares crearía una ocasión de peligro que podría haber sido el empate, a través de una falta directa lanzada por Pablo Martínez, pero que iría directa al larguero. Al descanso, el Lealtad estaba clasificado para las semifinales de la Copa RFEF.

La segunda parte mostró un Lealtad muy enchufado en el partido que comenzaría provocando ocasiones desde el primer minuto, con Jorge en cabeza, intentando un segundo tanto para su cuenta. Hasta el final, los negrillos buscarían un segundo tanto, pero Nacho, meta visitante, evitaría todas las opciones de los locales. El Ceares volvería a intentar el empate a pocos minutos del final, con un tiro de Felgueroso que se fue alto.

Con el pitido final del árbitro y el 1-0 en el marcador, los villaviciosinos se clasificaron para las semifinales de la Copa RFEF. ¡Vamos, Lealtad!