El Lealtad visitó El Candín para enfrentarse por segunda vez al Tuilla, con motivo de la Copa RFEF. Tras el empate en Les Caleyes, los chicos de Samu Baños buscaban dar un golpe en la mesa y demostrar la garra villaviciosina con la que quieren encarar la nueva temporada.

Jorge fue el encargado de poner contra las cuerdas a los locales con el inicio del encuentro, atacando desde el área, buscando el gol. Sin embargo, y tras una serie de córners a favor del Tuilla, serían los locales quienes se adelantasen en el marcador, con un gol de Pinteño a jugada individual. Los negrillos se repondrían del gol rápidamente, buscando su oportunidad de empate a través de Obaya, que en un saque de banda buscaría a Saha para rematar de cabeza, siendo frenado por Herrero, guardameta del Tuilla. La oportunidad de empate llegó poco después, con un gol de Rober de un testerazo tras un centro de Caique. El Lealtad quedaba en tablas con los locales.

Pero el empate no es un objetivo leal, y tras el sabor agridulce del empate en Villaviciosa, tocaba buscar la victoria. Una búsqueda incansable durante la parte restante del primer tiempo, donde hasta en el último minuto se buscaron oportunidades, pero la férrea defensa del Tuilla dejó el marcador a unos para el descanso.

El segundo tiempo fue una exhibición de oportunidades para el conjunto leal, que intentó incansablemente marcar distancias en el resultado del partido. La remontada llegó con Carlos, tras otro centro de Caique, actor secundario en ambos goles negrillos. Poco después, Medori sería expulsado con tarjeta roja por protestar una jugada que el venezolano entiende como falta, dejando al Lealtad con diez jugadores en el campo, en un encuentro en el que se vieron amonestaciones en ambos equipos por protestar. Este revés no impidió que los negrillos pudiesen disfrutar de su primera victoria en esta nueva etapa.

La primera victoria de nuestro entrenador Samu Baños con el Lealtad. ¡Enhorabuena, míster!

__

Miriam Villazón – @miriamvillazon