No ha podido ser y el actual CD Lealtad ha dejado el listón de partidos sin perder en el número 10, algo tremendamente difícil de igualar o superar en una competición tan dura como la 2ª B. El escenario para poner fin a una racha que se inició tras la derrota en Tajonar ante Osasuna B un lejano 12 de noviembre, aún en el pasado año, no podía ser más majestuoso. Los campos de Sport de El Sardinero acogieron un partido muy especial, cargado de emotividad y en el que se pudo oír una ovación de gala a un CD Lealtad que dejó huella en la afición cántabra por la perfecta organización y hospitalidad de los dos primeros partidos de la historia del Racing en LeAlcaldes Caleyes. Recibieron obsequios el presidente Pedro Menéndez, por parte de la Asociación de Peñas Racinguistas, y el alcalde Alejandro Vega en representación del Ayuntamiento de Villaviciosa, de manos del presidente de honor racinguista Tuto Sañudo, por la gran hospitalidad del pueblo maliayo con la afición y club santanderino, desde entonces hermanados con el CD Lealtad y Villaviciosa. Los jugadores de Roberto Aguirre lanzaron al público bufandas conmemorativas de esa buena relación al tiempo que se despojaban de una camiseta de apoyo a su compañero Iván Garrido, que se opera mañana, antes del pitido inicial del encuentro.

Más de 200 aficionados del CD Lealtad hicieron notar su presencia en las gradas, disfrutando de una jornada tan emotiva como histórica para un humilde Club de un pequeño pueblo, que apreció el cariño y respeto de un Racing de Santander y afición, acostumbrados a codearse con los más grandes del fútbol español. Sin duda que la Gradapromoción de esos dos partidos en Les Caleyes, con el magnífico trato dispensado al Club y afición cántabros, pone de manifiesto que el fútbol debe seguir siendo una fiesta y una disculpa para conocer otros lugares con la familia, amigos, niños y disfrutar de la gastronomía de localidades como, en este caso, Villaviciosa, al tiempo que se asiste a un partido de fútbol sin el más mínimo incidente. Este hermanamiento perdurará en el tiempo y la promoción turística y beneficio hostelero quedará para siempre entre ambas localidades, separadas por tan solo 149 kms.

El partido, como no podía ser de otra forma, dejó a un lado ese carácter fraternal para disputar los dos equipos, con propuestas muy ofensivas y todas sus armas, tres puntos en juego que a los locales les podía acercar al liderato tras el inesperado traspié de la Cultural en Boiro, y a los visitantes ampliar a 11 su increíble racha sin perder y, en caso de victoria, elevarse a los cielos a tan solo 3 puntos de la promoción de ascenso aprovechando los pinchazos de Pontevedra, Valladolid B y Ponferradina. Un gol de los denominados fantasma y que requería del “ojo de halcón”, que aún no se sabe bien si el balón traspasó totalmente la línea tras golpear en el larguero un gran disparo de Samuel, decidió un encuentro que los de Villaviciosa jugaron mucho tiempo en campo santanderino, con muchas llegadas con peligro y demostrando que su posición en la tabla no es fruto de la casualidad. Solo la falta de acierto en el último pase y en los metros finales, privó al CD Lealtad de conseguir puntuar o incluso ganar al Racing en su propio Estadio, algo que resultaba una quimera hace tan solo 5 años cuando los asturianos estaban a punto de desaparecer por sus problemas económicos y los cántabros jugaban en 2ª división.

La imagen que dejó el equipo de Roberto Aguirre en Santander fue excelente. Un conjunto muy compacto atrás, si apenas fisuras ni errores exceptuando el córner  y con mucha calidad arriba con una destacada participación de Valdo y el nuevo fichaje Rubén Sánchez, que complementaron Robert Martínez y David Grande. La entrada de Jandrín, Álvaro Muñiz y Cris Montes dio aún más mordiente a los maliayos, que sometieron al rival y acosaron hasta el pitido final la meta de Iván Crespo. Un detalle del agobio que tenía el Racing y las ganas de terminar el encuentro fue la sonora pitada a los 4 minutos que el árbitro decidió prolongar la segunda mitad, cuando los aficionados entendían que solo deberían ser 3 minutos, tiempo establecido cuando, como así ha sido, se realizaron 6 cambios en el segundo período. Los de Villaviciosa continúan en 7ª posición a nueve puntos del Boiro, que ocupa la plaza del play out.

El CD Lealtad prepara ya su importantísimo choque ante el CD Palencia, que visitará Villaviciosa por primera vez en su historia el domingo a las 12 horas. Los palentinos, entrenados por el ex jugador de la Real Sociedad Óscar de Paula, tienen en sus filas al ex del Real Oviedo Xavi Moré y tiene 21 puntos, en zona de descenso a 6 del puesto de promoción. En la primera vuelta, los de Roberto Aguirre cayeron en La Balastera por 1-0 en un mal encuentro y para el domingo pierden a David Grande, que ha visto en Santander la quinta amarilla. El resto de jugadores de la plantilla, incluido Alex Blanco que se perdió los dos últimos partidos por lesión, y Adrián Llano que se retiró con molestias a punto de finalizar el encuentro de El Sardinero, podrían llegar en perfectas condiciones al choque.

Cartel