Querido diario…

En estos 100 años de historia he vivido la cara más humilde del futbol y he tenido la suerte de conocer mucha gente que se ha quedado a mi lado y ha adquirido mis valores.

Sin duda, los últimos 20 años han sido mis mejores años y todo empezó con mi primer ascenso a 2ªB y el efímero, pero intenso, paso por la categoría. Esta experiencia me dejo un ambiente de poder repetirlo, y así en la 13/14 regresé a la categoría de Bronce y goce de 4 grandes temporadas en las que me medí a rivales tales como Real Oviedo, Real Racing Club, Cádiz, Murcia …etc. Y así tras vivir un sueño regrese a 3ªDiv. y hace apenas 15 días levantaba mi primera Copa RFEF fase Asturias. Pero hoy no quiero contaros nada de estas historias, sino que quiero contaros mi experiencia más reciente y esa la protagoniza mi pulmón, mi cantera.

La semana pasada mis peques del Infantil tuvieron, gracias a Luis, nuestro entrenador del Juvenil, la oportunidad de participar en el Torneo Internacional Copa G3 en Dublín. Este torneo, organizado por Larkview FC Schoolboys, un club exclusivo de cantera de Dublín que celebraba sus 80 años de historia, en Whelan Park y contó con la presencia de equipos de Sudáfrica, Malta, España, Reino Unido, Italia, Polonia e Irlanda. Este torneo tiene unos principios que nuestros pequeños pueden adaptar a la formación que les prestamos, esto se resume en la fórmula: G3 = Inteligencia del juego + Descubrimiento guiado + Entrenamiento basado en juegos.

Fila de arriba de izquierda a derecha: Luis, Pedro, Raúl, Álvaro, Abel, Pablo, Mario, Iker, Campe, Rodri y Trivin. Fila inferior: Corti, Celso, Álex, Velasco, Naredo, Guille, Ferre y Hector

Día 1: Viaje de ida.

El miércoles tocaba madrugar, día de nervios y desplazamiento (algunos de los guajes nunca habían viajado en avión). Nuestra expedición ponía así rumbo a Santander en Autocares Cabranes, nuestro orgulloso patrocinador.

Una vez en Santander tocaba despegar destino a tierras Celtas, en el vuelo el comandante alentó a nuestra plantilla para el torneo cogiendo el micrófono y animando a tripulación y pasajeros a aplaudiry ovacionar a mis pequeños. Bus al hotel y a descansar para llegar frescos al torneo.

Día 2: Inicio de la competición.

Pronto en la mañana tocaba saltar a jugar en el partido inaugural ante el Lechia Tomaszow Marzowiechi, equipo polaco. Debut y derrota frente a un equipo, el polaco – a la postre finalista –  con jugadores mayores, pero con una gran imagen de los nuestros especialmente en la primera parte en la que Guille anotaba un gol y Ferre se topaba con el portero rival que evitaba el 2 a 2.

Salían los niños con el discurso motivador y con los valores del club dado por Trivín, su míster: “Vamos a disfrutar jugando, todos juntos disfrutamos… 1,2,3 ¡LEALTAD!”. Y si a esto sumamos que nuestros peques saltaban al campo con el himno de la Champions la motivación era aún mayor (hasta el himno de España llegó a sonar en honor a los nuestros).

El segundo encuentro fue ante uno de los favoritos, la selección de Dublín (DDSL) y nuestros chicos dieron la cara y disfrutaron ante el equipo local.

Día 3: Segunda jornada del torneo.

El segundo día arrancaba pronto de nuevo y nuestros chicos daban la sorpresa ante los italianos, U.S. Aurora Desio 1922, y vencían por 3-1 (goles de Pablo y Mario de espléndidas faltas directas en la frontal del área y una delicatesen, con balón picado ante la desesperada salida del portero, del bueno de Ferre). Ese día también nos enfrentábamos al SCR Peña Deportiva de Ibiza, que a la postre sería vencedor de la Final B.

Gracias a los resultados de esta jornada nuestros negrillos se colaban en la Semifinal B.

Día 4: Semifinales.

Tras meternos en la semifinal, tocaba disfrutarla ante el anfitrión, todo un premio, el Larkview FC. En esta jornada también encontramos una de las fotos del torneo. Porque no somos los mayores ni los más altos ni los que más ganamos, pero sí los más grandes.

En esta jornada también disfrutamos de la experiencia y exhibición del freestyler, Ciarán Duffy que hizo una demostración a los Infantiles leales e intercambió pases con los mismos. Y como no podía ser de otra forma dedicamos la victoria a Nacho, compañero que no pudo viajar por estar enfermo, ¡va por ti!

Ese mismo día se visitó el centro de la capital irlandesa y se montó en un autobús “double decker” de 2 pisos, se paseó por el centro, hubo la foto de rigor con el icono dublinés representado por la famosa irlandesa Molly Malone, se visitaba el famoso centro comercial Stephen’s Green y, de premio, se almorzaba en el Burguer King antes de regresar para cenar unas pizzas invitados por la organización y asistir a la entrega de premios en la que el equipo ganador fue el de Oxford Futsal.

Día 5: Regreso.

Tiempo para hacer algo más de turismo y prepararse para la vuelta. El equipo ponía rumbo a Asturias con los más que merecidos premios individuales a nuestros jugadores Naredo y Mario, así como el premio al Fair Play del torneo para nuestro equipo, así como un sinfín de experiencias vitales inolvidables en el baúl individual y colectivo.

Una vez de vuelta en Les Caleyes finalizaba esta aventura que nuestros pequeños y el personal del club jamás podremos olvidar. Queremos aprovechar estas líneas para felicitar a la organización por crear un evento tan espectacular, asi como agradecer a Mark Caslin por la invitación al torneo.

¡Gracias por hacer posible esta experiencia y demostrar que el Lealtad es magia!