En un equipo como el CD Lealtad, que compite siempre basándose en el orden táctico, la solidaridad entre todos sus hombres y una entrega total, no es normal vivir una auténtica montaña rusa de resultados como lo que está ocurriendo esta temporada. El conjunto de Roberto Aguirre es muy regular en el juego, con una extraordinaria capacidad de competir ante cualquiera de los rivales del grupo I aún mermado por lesiones o sanciones, por lo que nadie se explica como es posible arrancar el campeonato co-liderando con 11 puntos en las cinco primeras jornadas para pasar a puntuar en uno solo de los seis siguientes y desde ese momento, precisamente tras caer en El Plantío (3-0), abrir una sensacional racha de una sola derrota en 13 jornadas, que le llevó a situarse en los puestos altos con los mejores.

Nada ha cambiado en el equipo. La incorporación de Rubén Sánchez y Cris Montes por Iván Garrido y Pablo Gállego han sido las únicas novedades en una plantilla que ha recuperado a piezas muy importantes como Alex Belda y Valdo además de otros como Adrián Llano, Agus Porto y Robert Martínez que se perdieron muchos encuentros por lesión. El nivel de juego sigue siendo el mismo, la actitud del equipo sigue siendo fantástica, pero el CD Lealtad acumula, por primera vez en su corta historia en 2ª B, nada menos que 5 derrotas consecutivas, siempre por la mínima, en 5 partidos en los que los de Roberto Aguirre han merecido un mejor resultado. Como nadie se lo explica y nadie quiere apelar a la mala suerte, a errores arbitrales o a otros factores, este CD Lealtad se centra en continuar haciendo lo que siempre hizo: trabajar diariamente con la máxima intensidad para revertir una dinámica negativa de resultados y vivir las 9 jornadas que restan con el optimismo que da el buen hacer y el alto nivel de juego que ofrece el equipo.

Con la única pero sensible ausencia de Adrián Llano por ciclo de amarillas pero recuperando a Rubén Sánchez tras cumplir su sanción, los maliayos esperan a un Burgos CF irregular y que viene rindiendo muy por debajo de las expectativas creadas el pasado verano cuando todos le situaban como serio aspirante a los puntos de promoción de ascenso, que ahora tienen a 17 puntos. Los del veterano técnico vasco Manix Mandiola, sustituto del asturiano Paco Fernández al inicio de la liga, llegarán a Les Caleyes con las bajas del delantero canario Adrián, autor de dos goles en el encuentro de la primera vuelta, y del ovetense Prosi, ambos por cumplir un encuentro de sanción. Están dos puntos por debajo de los de Aguirre y 4 con ventaja sobre el Mutilvera que ocupa la plaza de play out. El CD Lealtad, gracias a aquellas dos sensacionales rachas antes mencionadas, se mantiene en mitad de la tabla en una 11ª posición con una ventaja de seis puntos más el golaverage sobre ese puesto que obliga a jugarse la permanencia en una dramática eliminatoria ante el 16º clasificado de otro grupo.

El partido ha despertado mucha expectación en Villaviciosa y Burgos, conscientes de la importancia de los puntos en juego. Desde la capital burgalesa se desplazarán numerosos aficionados mientras que en la Villa se habla mucho de un encuentro que será transmitido en directo por TPA a partir de las 12 horas del domingo con arbitraje del riojano Álvarez Fernández. Los únicos precedentes son el 1-2 de la temporada 2014-15 con el gol asturiano por parte del avilesino Jorge Fernández que el domingo regresará a Les Caleyes con la camiseta burgalesa, y el 0-0 de la pasada campaña con una extraordinaria actuación de los porteros Javi Porrón y Mikel Aurreko, que evitaron varias situaciones muy claras de gol.

C7GWZu1X4AAXUWs