Foto: pondevedraviva.com

Este CD Lealtad parece empeñado en calcar los resultados de la primera vuelta. Tras los 5 primeros partidos en los que logró 3 victorias y 2 empates tanto en la primera como en la segunda vuelta, está ahora en una secuencia de 4 partidos que se saldaron con 4 derrotas tanto en la primera parte del campeonato como en la actual si el equipo no lo remedia ante el Pontevedra CF. Esto no es, en absoluto, producto de un bajón de juego, relajación u otros factores que pudieran atribuirse a tan marcado cambio de tendencia. Los de Roberto Aguirre hicieron en la primera vuelta buenos encuentros ante el Racing de Santander (0-1), Palencia (1-0), Celta B (0-1) y Pontevedra (3-0) en los que siempre merecieron un mejor resultado y, sobre todo, anotar algún gol aprovechando las muchas oportunidades de las que gozaron en esos 4 partidos. En el de Pasarón, por ejemplo, los asturianos han tenido varias ocasiones muy claras para adelantarse en el electrónico pero la última media hora fue adversa con dos autogoles y un tanto de Jacobo Trigo que dejaron un marcador final en un 3-0 a todas luces injusto para lo que se vio en el terreno de juego.

En esta segunda vuelta, ninguno de los tres primeros rivales de esta negativa serie: Racing de Santander, Palencia y el pasado domingo Real Club Celta B, han sido superiores al equipo de Roberto Aguirre pese a volver a derrotarles. El CD Lealtad se ha vuelto a mostrar en estos tres encuentros como un equipo sólido, motivado, solidario, ordenado y generando ocasiones que no acabaron en gol por muy poco. Por contra, el penalti anotado por Chuchi para los palentinos en Les Caleyes y dos goles de los denominados “fantasma” en Santander y Barreiro fueron suficiente para doblegar al conjunto de Villaviciosa que, pese a estas derrotas, continúa en una cómoda 9ª posición con 36 puntos, siete de ventaja más el golaverage sobre sus paisanos del Caudal de Mieres que ocupan actualmente el puesto de play out.

Por todo ello el partido ante los de Luisito viene cargado de ganas de traducir en puntos esta buena línea de juego del equipo, este tramo marcado por el buen rendimiento y los malos resultados, exactamente igual que ocurriera en la primera vuelta. La plantilla del CD Lealtad, que por primera vez en todo el campeonato podría estar al completo a disposición de Roberto Aguirre si exceptuamos a los dos hombres lesionados de larga duración: Iván Garrido y Juan Cueto, tiene muchísimas ganas de que lleguen las 12 horas del domingo para medirse a un gran rival como el Pontevedra, que ocupa la cuarta plaza en zona de play off de ascenso, romper esta secuencia negativa y sumar 3 puntos muy importantes para seguir en la zona tranquila de la tabla del grupo I.

El regreso de Alex Belda en los asturianos y la sensible baja de Jacobo Trigo, por cumplir ciclo de amarillas, en los gallegos, son las grandes novedades con respecto a la última jornada disputada por ambos equipos. Los pontevedreses vienen de ganar en Pasarón al Burgos tras remontar un 0-1 adverso gracias a los goles del cántabro Alex González, ex jugador del CD Lealtad que se reencontrará con muchos compañeros de la pasada campaña, y de Mario Barco, un auténtico goleador que, pese a su lesión, ya lleva 11 tantos, los mismos que David Grande. Alex y Barco entraron al campo mediada la segunda mitad y fueron decisivos para la remontada.

El partido del domingo servirá, en el caso de jugar, para que el capitán Javi Porrón sume 100 encuentros con la camiseta del CD Lealtad en 2ª B. Es el primer jugador en llegar a esa cifra, pequeña para cualquier otro equipo de la categoría, pero muy alta para un Club que tan solo participa en su cuarta temporada en la categoría de bronce del fútbol español. El guardameta ovetense, que cumple su quinta temporada en el equipo de Villaviciosa, fue clave en el ascenso y lo sigue siendo en estas tres campañas en 2ª B estando considerado como uno de los mejores porteros de la categoría.

La próxima semana el CD Lealtad vuelve a viajar a Galicia para enfrentarse al Racing de Ferrol el sábado a las 18,30 horas en A Malata. Precisamente en ese estadio se disputará cuatro días después el Racing de Ferrol-CD Palencia aplazado en su momento por las inclemencias meteorológicas que azotaron esa zona. Todos los equipos involucrados en la lucha por mantener la categoría desean conocer cuanto antes el desenlace de este partido porque los palentinos de Óscar de Paula disfrutan de una buena racha de resultados, al punto de que venciendo en Ferrol saldrían de la zona de descenso situando el puesto de play out en 30 puntos.