Ayer era un día especial, un día diferente en Villaviciosa, el CD Lealtad jugaba ante el Bergantiños en una situación completamente nueva, ayer el Lealtad se estrenaba en la fase nacional de la Copa RFEF, ayer el flamante campeón de la fase asturiana disputo la ida de los dieciseisavos de este torneo.

Samu Baños escogió un once plagado de cambios, desde la portería hasta la inclusión de tres juveniles y un jugados del filial en el equipo, dejando claro que este equipo tiene un gran fondo de armario y una cantera potente. Diferentes protagonistas, pero la misma ilusión de siempre, así los de la villa sufrieron el primer cuarto de hora cuando el club gallego desplegaba su juego y sus armas, pero lejos de dejarse dominar los maliayos estiraron líneas y buscaron sus opciones, hasta que a los 20 minuto de juego René Pérez, que se estrenaba como capitán, adelantaría con un cabezazo potente a los locales. Los siguientes minutos serian mejores para los de Samu pero sin apenas generar peligro, al filo del descanso Emilio salvo un balón que se iba para dentro en un mano a mano.

Tras el paso por vestuarios el partido continuo igual y el Lealtad tuvo en las botas de Medori el segundo pero el balón se fue alto. A media hora del final Granada, ex jugador del Lealtad en la 2002-2003, engancho una gran volea imparable para Emilio y anotó el tanto gallego. Desde el momento del empate hubo muchos cambios y poco juego entre dos equipos que parecían aceptar el empate que finalmente se dio.

Nuevo empate de los de la Villa, esta vez ante el líder del grupo gallego, que permite a los de Samu Baños no conocer la derrota en la presente temporada. Ahora toca volver a centrarse en liga, donde el domingo visitamos al UC Ceares. ¡Vamos, Lealtad!