Arrancaba la Liga en Les Caleyes para el Lealtad tras su magnífico calentamiento por la Copa RFEF, en la que siguen activos, esperando a jugar las semifinales. Mientras tanto, el Madalena de Morcín acudía como visitante al campo villaviciosino con las ganas de un recién ascendido a la Tercera División. Antes del comienzo del encuentro, ambos equipos guardaron un minuto de silencio en memoria del exjugador leal Güi “El Peruyu”, futbolista en las décadas de los sesenta y setenta. Desde el CD Lealtad transmitimos nuestro más sincero pésame a sus familiares y allegados.

El partido comenzaba con un Lealtad muy enchufado en su terreno de juego, provocando peligro en la portería rival desde el inicio. Caique sería el encargado de la primera oportunidad leal al tirar una falta directa a puerta, pero el meta del Madalena frenaría las ansias leales por marcar. Un minuto después, llegaría el primer gol del encuentro, protagonizado por Fernando, que adelantaba al conjunto local en un córner que remataría el negrillo de cabeza. Los leales buscarían durante toda la primera mitad la manera de aumentar la distancia en el marcador con un segundo tanto, pero a pesar de los intentos, el marcador se iría al descanso 1-0 a favor del Lealtad.

La segunda mitad arrancaría con un Jorge que buscaría el gol para afianzar esa victoria, pero su remate se iría alto. El Madalena no tiraría la toalla y empataría el partido gracias a la volea rematada por Borja. El Lealtad intentaría desempatar el partido con una doble ocasión de Saha y Robert, pero Chugas frenaría los intentos negrillos. El encuentro se acabaría tras una jugada por la que los leales pedirían penalti por una entrada sobre Caique, sin éxito.

El Lealtad se estrena en Liga con un empate que, en palabras de su entrenador Samu Baños, deja un “sabor agridulce”. Sin embargo, esto no ha hecho más que empezar.

¡Vamos, leales!