Llegaba el domingo y con él, el partidazo para liderar la tabla del grupo de la Tercera División en Asturias. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Pedro Peláez, Infantil del CD Villa de Pravia, y por la abuela del jugador local David González. Aprovechamos estas líneas para desde el club sumarnos a las condolencias hacia las familias y amigos.

Los primeros minutos de partido fueron trepidantes con un Lealtad volcado al ataque, dejando claro que no visitaba Luanco con miedo, sino que lucharía por la victoria. En la primera aproximación maliaya llegaría la primera ocasión clara, poco después Jorge enviara un balón alto en una gran contra Leal. El Marino logro sacudirse de la presión de los visitantes y así comenzó a lucharse por el balón en el medio campo, dejando lo que restaba de primera parte sin apenas ocasiones claras para ningún equipo.

Tras el paso por vestuarios y tras unos minutos sin apenas futbol, el Lealtad comenzaba a sacar partido al balón parado, que entre Caique y Damián se encargaron de centrar con peligro, así Fernando tuvo la más clara cuando envió un cabezazo fuera rozando el larguero. En el minuto 66 los negrillos se quedaron con 10 tras recibir Albuquerque la segunda amarilla, pero esto no hizo recular a los de la Villa y así lo demostraron cuando apenas cuatro minutos más tarde Robert recibió en la frontal, se giró, y chuto desde lejos para batir a Rabanillo y adelantar a su equipo. A tan solo dos minutos del final del tiempo reglamentario Zucu, recién incorporado, tuvo una gran oportunidad para aumentar distancia, pero el balón se fue rozando el poste. Apenas un minuto más tarde y tras un lio en el área el Marino lograría el empate, dejando en el marcador el 1-1 definitivo.

Una nueva jornada para el CD Lealtad sumando y manteniéndose en la parte alta. La semana que viene recibiremos la visita del Club Siero. ¡Vamos, Lealtad!