Volvía el Lealtad a su casa, volvía el fútbol a Les Caleyes, tras el empate ante el Marino de Luanco los de Samu Baños buscaban dar un golpe de efecto ante su público.

Arrancaba el partido vibrante con buen juego de los de la villa, así en la primera media hora el Lealtad gozo de varias ocasiones claras para adelantarse, entre ellas destaca un tiro de Jorge que saco un defensa en la línea o un córner que Robert cabeceo muy bien pero el meta salvo. La polémica llegaría cuando en el minuto 30 un remate, con la mano, de un atacante del Siero se iría al fondo de la meta local, tras las protestar y a instancias de su línea el árbitro decidió anularlo, aplicando la falta cometida en la mano del atacante. Desde entonces poco fútbol hasta el descanso.

Tras el paso por vestuarios, el partido continuo con unos minutos en los que el balón se disputaba en el medio campo, más tarde Jorge probaría desde lejos pero el meta envía a córner, más adelante Robert culminaría una gran contra, pero otra vez el portero salvaría a los visitantes. La falta de acierto o quizá la gran actuación del meta dejaba al acabar el partido el marcador inicial.

El Lealtad afronta ahora una semana con dos encuentros, en los que disputara sus primeros dieciseisavos de final. ¡Vamos, Lealtad!