Volvía el Lealtad a los terrenos de juego, y lo hacía de nuevo lejos de su casa, ante un rival de la zona alta y que no pondría las cosas fáciles.

Arrancaba el partido con un conjunto negrillo muy ordenado buscando generar ocasiones en una primera parte muy igualada en la que Fernando pudo adelantar al conjunto maliayo en un balón que se estrelló en la madera. Seria al filo del descanso cuando el pichichi, Jorge, nos adelantaría en el marcador.

Tras el paso por vestuarios el guion sería muy diferente con un Llanes que salió a estirar líneas y buscar ocasiones de ataque, pero el Lealtad, que se maneja muy bien en esta situación, fue un auténtico vendaval y en una espectacular segunda parte anotaría 4 goles más. Un trallazo a la escuadra de Robert, uno de Medori, el doblete de Robert y una falta directa que Damián lanzo por debajo de la barrera.

Acababa así un gran partido de los de la Villa ante los llaniscos. Gracias a esta victoria y contando con la derrota del UD Socuéllamos el conjunto de Villaviciosa es el único equipo de España que aun no conoce la derrota. La semana que viene el equipo se despedirá de su afición en este año, lo hará ante el L’Entregu en un partido que se presenta apasionante. ¡Vamos, Lealtad!