Lucio el sol en la mañana de ayer en Villaviciosa, con un ambientazo en el municipal Villaviciosin típico de las grandes citas. Tanto nuestros aficionados como los llegados de Luanco sabían de la importancia de los puntos que se disputaban en la matinal jornada.

Salieron los equipos muy bien plantados, buscando conocer mejor, si se puede, al rival. Los primeros minutos fueron de control total del balón entre ambos. No se vería hasta casi el minuto veinte la primera ocasión y no podría haber sido más fructífera, Piniella empalmo un balón que venía de Saha y lo puso imposible para el meta visitante, se adelantaba el Lealtad y Pini pudo dedicarle un gol a su pequeño. Tras el gol tuvieron otra los maliayos muy clara que no acertaron a rematar ni Adri ni Saha. En los minutos posteriores hasta el descanso ambos equipos buscaron el ataque de forma más clara, salvando Javi Porrón varias aproximaciones del conjunto Luanquin.

Tras el parón salió muy bien él Lealtad que buscaba el segundo y apunto estuvo René Montoto en una falta que despejo Rabanillo de puños, y después Jorge con otra buena intervención del meta. Seria en el minuto 71 cuando Fernando aprovecharía un rechace tras el golpe de Jorge para anotar el segundo y liberar la locura en Les Caleyes. En la siguiente acción los Leales estrellaron un balón en el larguero. En los últimos minutos el Marino logro su primer gol, obra de Fassani en una contra, a raíz de este gol lo de Oli se vinieron arriba y a un minuto del final lograrían el empate. Ya en el descuento Fernando era expulsado.

Con este empate los de Samu Baños se quedan 4 por encima del Marino y tienen más de un partido de ventaja en el liderato. Son ya 31 jornadas en las que el conjunto de la villa no conoce la derrota y mantiene el record de Invictus de España y grandes ligas europeas. La semana que viene el equipo visita El Bayu. ¡Vamos, Lealtad!