Esta semana ha sido atípica en muchos aspectos, para la mayoría vacaciones, pero para nuestros chicos una semana normal, con la excepción de que el Marino, nuestro máximo perseguidor en la tabla, había jugado el jueves y esto metía presión a los nuestros que necesitaba ganar para mantener la diferencia de puntos con los de Luanco. Con esta idea llego el Lealtad al campo de Santa Cruz, donde el Indus se juega el todo por el todo para la permanencia.

Saltaba muy intenso el equipo local y esto hizo que los nuestros entraran más dubitativos en los primeros compases. Así en los primeros diez minutos Javi Porrón tuvo que emplearse a fondo para dejar su portería a cero, tras el envite inicial del Indus los maliayos empezaron a estirar líneas y a gozar de espacios, dio tres avisos el conjunto negrillo por medio de Medori, Adri y Saha hasta que, en el 34, el propio Saha, abriría la lata tras una buena asistencia de Medori. A 5 para el descanso el pichichi Saha pondría el segundo tras un gran pase de la muerte de Jorge.

Tras el paso por vestuarios el partido estaba dominado y maniatado por los villaviciosinos que, nada más volver pudieron aumentar la diferencia en un gol anulado a Jorge por fuera de juego. Seria al filo de la hora de partido cuando Medori anotara el tercero con un auténtico jugadón en el que driblo a tres rivales. A quince para el final Jorge puso un balón imparable para el meta local y sumo el cuarto. En lo que ya era un monologo en ataque con un Gijón Industrial entregado, Juan Cueto redondeo el marcador con el quinto tanto.

Con este resultado el equipo mantiene el ritmo y suma una nueva victoria lejos de su campo, lo que le permite sumar 34 jornadas de competición sin conocer la derrota. Al equipo le restan 4 finales en las que se jugara el título y la opción corta de PlayOff. ¡Vamos, Lealtad!