El Lealtad de Villaviciosa regreso ayer a Les Caleyes, tras quince días, para disputar un partido que, al menos en la previa, se podría considerar de trámite por la posición que ocupan ambas entidades, pero rápidamente se vio que el partido sería como el de ida y el conjunto negrillo no estaría del todo cómodo.

Pese a lo guerrero que juega el Uni, los de Samu Baños saltaron muy bien al césped de su casa, Adri en la primera ocasión clara para el equipo adelanto a los maliayos, apenas tras cinco minutos de juego. Tras el gol no cambio el guion del partido con un líder buscando dominar el balón y buscando el ataque, mientras el conjunto estudiantil seguía con su plan y buscaba las contras hacia la meta de Javi Porrón. A la media hora tuvo Saha la más clara antes del descaso, que tras controlar un pase de Medori, se giró y chuto muy duro abajo, haciendo que Marcos tuviera que estirarse.

Tras el paso por vestuarios, el partido continuo monótono, dominado por el Lealtad y con el Uni buscando las contras. No sería hasta veinte minutos antes del final cuando un balón filtrado al área le llegaría a Adri, que sin dudar subiría el segundo al marcador. Apenas diez minutos más tarde Juan Cueto gozo de una oportunidad clarísima que cabeceo obligando a Marcos hacer una nueva intervención. Ya en el descuento René Pérez llego a un balón centrado al área y solo delante de Marcos anotaría el tercero para redondear el resultado Leal.

Con esta victoria los de la Villa mantienen la diferencia con el Marino y vuelven a demostrar el buen momento por el que pasa el equipo que suma su tercera victoria consecutiva. En cuanto al global de la temporada el equipo alcanza las 35 jornadas sin conocer la derrota y supera la puntuación alcanzada por el conjunto que dirigía Marcelino García Toral en la temporada 97/98 que supuso el primer ascenso del Lealtad de Villaviciosa a la categoría de bronce. ¡Vamos, Lealtad!