El Lealtad llegaba a su partido semanal con ganas de continuar la buena racha y mantener la imagen dejada en las anteriores jornadas. Los de Villaviciosa darían un nuevo golpe en la mesa gracias a su gran hacer con el balón parado.

Empezó mejor el partido el equipo local que llevó el peso durante el primer cuarto de hora, momento en el que los negrillos se sacudieron la presión inicial y comenzaron a crear oportunidades en las botas de Damián. Tras liberarse, los negrillos tomaron el mando del encuentro y sería así como Saha, de cabeza a la salida de un córner, pondría por delante a los de la Villa, con una asistencia magistral de Caique. Así se llegaría al descanso en El Candín.

A la vuelta de vestuarios, el Lealtad salió con el hambre de la primera parte, y busco generar ocasiones continuamente; en un partido que empezaba a dominar en el medio campo. El partido transcurría sin ocasiones claras hasta que, a diez del final, Fernando anotaba el segundo para los maliayos tras un gran centro de Damián. Se animó el partido y en la jugada siguiente el árbitro pitaba penalti para los locales, Naredo lo enviaría a la red defendida por Porrón, el Lealtad no tardó en dar la replica, y así Damián batiría a Jose para firmar el definitivo 1-3 en el luminoso del municipal de Tuilla.

El Lealtad afronta una semana en la que disputara dos encuentros, la vuelta de las semifinales de la Copa RFEF y el partido de liga en el que volvemos a casa. ¡Vamos, Leales!