Llevar una sola derrota en casi 3 meses, sumar 8 jornadas consecutivas sin perder y estar en 8ª posición con 30 puntos a falta de 16 jornadas, son argumentos que llenan de felicidad al CD Lealtad en una temporada muy complicada por las lesiones que azotaron desde el principio a una plantilla corta y reconstruida este verano al perder efectivos muy importantes del curso pasado. Sobresaliente para un grupo de jugadores muy implicados y que están ofreciendo un rendimiento extraordinario sobreponiéndose a las adversidades y para el nuevo cuerpo técnico, que se ha amoldado a Villaviciosa y al Club con rapidez para comandar una nave que, de momento, camina con brillantez en un grupo tan complicado como el 1º de la segunda división B.

El domingo, en el derbi asturiano ante el Caudal Deportivo, los de Roberto Aguirre dejaron en ventaja el tercer average particular con el tercer rival de la segunda vuelta y todos ellos ante equipos que también persiguen el objetivo de la permanencia, lo que cobra gran importancia. Además, el pivote Adrián Llano con su tanto, se suma a la lista de goleadores de un equipo que quizás tenía excesiva dependencia de David Grande en el primer tercio del campeonato. El bravo delantero madrileño, que está realizando una excepcional temporada, acaparaba 6 de los 8 tantos que había anotado el equipo hasta la jornada 16. Un balance de tan solo 0,5 goles por partido y el 75% conseguidos por el mismo jugador. Todo cambió radicalmente en estas últimas 6 jornadas en las que el CD Lealtad siempre anotó y sumó 12 goles (2 por partido) y además por medio de 7 jugadores que aún no habían estrenado su casillero (Robert Martínez, Jandrín, Omar Hernández, Yosu Camporro, Álvaro Muñiz, Valdo y Adrián Llano) más el central Alberto González y el propio David Grande que ampliaron su número de tantos en estos partidos. Estos números, unidos a la habitual solidez defensiva, ponen a los de Villaviciosa más cerca de su objetivo y con una ventaja de 7 puntos con relación al puesto de promoción de descenso, pero sabedores que en los próximos 4 encuentros pueden dar pasos de gigante para conseguirlo de seguir sumando ante otros rivales directos como el CD Guijuelo este domingo y la UD Mutilvera y CD Palencia, siguientes en visitar Les Caleyes.

Ante el Caudal, los defensas Omar Hernández y Alberto González han visto la quinta amarilla por lo que serán dos ausencias muy importantes el domingo en Guijuelo. Omar tenía el privilegio de ser uno de los pocos jugadores de campo de toda la 2ª B en haber disputado la totalidad de minutos en estas 22 jornadas y su rendimiento, tanto en el lateral derecho como en el centro de la zaga, está siendo sensacional demostrando que su plena recuperación de la grave lesión de rodilla sufrida en Ferrol la temporada pasada es un hecho. De jugar en Guijuelo, el capitán y guardameta Javi Porrón es el único jugador del CD Lealtad que acumula la totalidad de minutos de la presente liga y cumpliría en la capital chacinera su encuentro número 96 en 2ª B, acercándose a su partido 100 con el CD Lealtad en la categoría de bronce, donde es el jugador que más veces ha vestido la camiseta de los de Villaviciosa en 2ª B por delante de Keko Roza, que suma hasta la fecha 84 encuentros.

Pero la nota negativa llegaba ayer lunes con los resultados de la resonancia magnética practicada a Iván Garrido tras la lesión en su rodilla derecha en Aranda de Duero en el choque ante la Arandina. Si los doctores del hospital de Aranda, en primera instancia, y los de la Mutua que le examinaban una vez llegado a Asturias, descartaron expresamente la rotura del ligamento cruzado anterior, la resonancia no deja lugar a dudas y se confirma el peor de los presagios por las sensaciones del propio jugador. Garrido sufre una grave lesión que le tendrá lejos de los terrenos de juego varios meses y dice adiós a la presente temporada. El Club agradece los muchísimos mensajes de ánimo recibidos para un jugador de tan solo 22 años que llegó este verano al CD Lealtad procedente del CD Izarra y que es muy querido en el vestuario, donde la noticia ha caído como un jarro de agua fría tras haber sido descartada previamente esa gravedad. Garrido ha jugado, hasta su lesión, 17 partidos esta campaña.

Iván GarridoLa grave lesión de Iván Garrido eleva nada menos que a 5 los jugadores del CD Lealtad con rotura del LCA (ligamento cruzado anterior) en sus rodillas en poco más de 2 años y con una curiosa y cruel frecuencia de 4 meses entre una y otra que ahora parecía haberse superado. Primero fue el canterano Juan Cueto el que se lesionaba en un entrenamiento en Amandi por un golpe fortuito de su compañero Sergio Castel en un partido reducido a finales de noviembre de 2014. Cuatro meses después, el delantero avilesino Jorge Fernández, actual jugador del Burgos CF, sufría esta lesión a finales de marzo de 2015 también en un entrenamiento en las instalaciones de Amandi tras haber jugado ante el Real Oviedo en la jornada 30 de la liga 2014/15 con triunfo de los azules en Les Caleyes (0-1). Otros cuatro meses después, el 22-07-2015 en un amistoso de pretemporada ante el Sporting de Gijón de Abelardo, el capitán Juan Piniella, actualmente en el Tuilla, rompía el LCA estando casi toda la campaña de baja y saliendo cedido al UP Langreo en la recta final de la misma. Exactamente cuatro meses después Omar Hernández sufría esta grave lesión de rodilla en el Racing de Ferrol-CD Lealtad disputado en A Malata el 22-11-2015 en una acción fortuita en la primera mitad. Se han superado casi 14 meses sin lamentar esta terrible lesión cuando ahora Ahora Iván Garrido, en el Arandina-CD Lealtad del pasado día 15, eleva hasta 5 los jugadores del Club presidido por Pedro Menéndez en sufrir en poco más de dos años la que está considerada como la lesión más grave de los futbolistas. Una verdadera mala suerte.

El equipo prepara a conciencia el importantísimo encuentro del domingo a las 17 horas en Guijuelo ante un rival en posición de descenso con 21 puntos, nueve menos que los asturianos. En la primera vuelta los de Roberto Aguirre vencieron por 2-1 lo que implica que sumar en tierras salmantinas supondría superar el cuarto golaverage particular ante rivales directos, aumentar a 9 la racha de partidos sin perder y dar otro paso importante hacia la permanencia y participar el próximo año en la categoría por cuarto año consecutivo.