Llegaba la jornada 38 a Les Caleyes, diez meses después de empezar la temporada en el mismo escenario, sin apenas poder pasar del empate ante el Madalena de Morcin, la temporada no empezaba tan halagüeña como ha resultado. Día a día los chicos de Samu Baños fueron creciendo y enamorando a propios de extraños, ganando la primera copa RFEF asturiana para los negrillos, siguieron con esta buena racha y se presentaron ayer en su casa sin conocer la derrota y empatados a puntos con el Marino de Luanco, que ha firmado una gran temporada.

Arranco el partido con mucho ritmo, entre dos equipos que se lo jugaban todo a una carta y que no dependían de ellos mismos para el objetivo. El Lealtad salió muy volcado al ataque y en los primeros compases genero peligro ante un ordenando Llanera que esperaba en su campo para lanzar ataques rápidos hacia la meta Leal. Pasados los veinte de juego Jorge transformo un penalti sobre Pedrayes y adelanto así a los locales. Poco más destacado en una primera mitad en la que Javi Porrón empezaría a demostrar por qué es el mejor portero de esta categoría, salvando en repetidas ocasiones a sus compañeros.

La segunda empezó fugaz y en dos minutos Albuquerque remato un centro al área y puso el segundo en el “luminoso”. Los negrillos eran conscientes de que necesitaban más tantos para poder desatar la locura en la parroquia villaviciosina. Al tiempo siguió el espectáculo del Eterno Capitán bajo los palos, Javi Porrón salvaba las ocasiones del Llanera a base de paradones y palomitas de época. A trece del final Saha haría el tercero y definitivo. Finalizo el partido antes que en Miramar y esto dejo una imagen para el recuerdo, Les Caleyes se quedó callada, esperando el final en campo Luanquin. Cuando por la radio se anunció el final en ese encuentro se desato la locura en el municipal… después de tanto sufrimiento el CD Lealtad era el nuevo Campeón de Tercera División

Final de infarto para una liga que se quedaba en la Villa. Una liga que se decidió por un solo gol a favor del Lealtad, que además completo el campeonato regular sumando la friolera de 90 puntos, en la que ya es la mejor temporada del club en la historia de esta categoría. Además, el equipo que lidera Pedro Menéndez ha quedado Invicto en las grandes ligas europeas tras completar la liga sin perder. Ahora el conjunto maliayo aguarda al sorteo para conocer su rival en esta preciosa fase de ascenso. ¡Vamos, Lealtad!