Salvo contratiempo de última hora, el delantero Valdo, que aún no ha podido debutar con el CD Lealtad por una inoportuna lesión en el soleo, será la gran novedad en la expedición del equipo de Villaviciosa que mañana viernes parte rumbo a Pamplona para medirse el sábado a las 17 horas en Tajonar al filial osasunista.

 Valdo llegó a Villaviciosa tras haberse disputado la primera jornada liguera, con triunfo del CD Lealtad en Boiro, pero estuvo tres jornadas a la espera del transfer internacional que debía remitir la Federación de Fútbol de India a la RFEF por ser el At Kalkuta el último equipo del delantero de origen caboverdiano. En esas semanas comenzó a sentir molestias en el soleo y no ayudó el hecho de que el césped sintético que tiene el CD Lealtad en su campo habitual de entrenamiento en las Instalaciones Nuevo Villazón, en Amandi, es una superficie que el jugador apenas había pisado en su dilatada carrera deportiva. Esto motivó una baja de larga duración para recuperar plenamente la lesión y que se alargó nada menos que 9 partidos, en los que precisamente el equipo tan solo ha podido marcar en uno de ellos (2-0 ante el Racing de Ferrol) por lo que su ausencia se hacía aún más dura y mayor el deseo de contar con su aportación a una plantilla a la que se acopló y adaptó inmediatamente y en la que está completamente integrado después de tres meses .

 Roberto Aguirre contará con la ausencia por sanción de Álvaro Muñiz pero recupera a Alex Blanco tras cumplir su encuentro por acumulación de amonestaciones. La principal duda es la vuelta a la convocatoria de Robert Martínez, que se perdió los últimos cinco partidos por una lesión muscular tras haber sido titular las ocho primeras jornadas de liga. Si finalmente no viaja a Pamplona, es más que probable su regreso a la lista para la semana que viene ante el CD Tudelano, que visitará Les Caleyes el domingo 20 a las 12 horas. Con Alex Belda y Agus Porto avanza de manera muy satisfactoria en sus procesos de recuperación, la enfermería del CD Lealtad va comenzando a vaciarse y ese es un aspecto fundamental para un equipo humilde como el de Villaviciosa y para que el técnico asturiano pueda contar con la mayor parte de su corta plantilla para afrontar los encuentros.

El Osasuna B, con el que jugarán los asturianos por vez primera en la historia, llega al partido del sábado inmerso en una racha muy negativa que le lleva a no conocer la victoria en las últimas siete jornadas. Tiene un punto menos que los asturianos y viene de caer en Burgos pese a haberse adelantado en el marcador. En una semana muy convulsa en el club navarro por la destitución de Enrique Martín y la llegada de Joaquín Caparrós, que estará en las gradas de Tajonar el sábado, varios jugadores del filial entrenaban habitualmente con el primer equipo y se abre un proceso de demostrar la enorme calidad que tienen muchos hombres del Osasuna B por lo que será un rival, como todos, muy complicado para un CD Lealtad que se mantiene en la zona media de la tabla con cuatro puntos sobre los puestos de descenso y promoción.