Ayer, miércoles 5 de diciembre, era un día atípico para los de la Villa, ayer tocaba subirse en un autobús e irse a Galicia a jugar, para algunos esto generaba morriña de los años en la categoría de bronce, para otros la ilusión de seguir recorriendo kilómetros junto a su equipo. Además, tocaba seguir haciendo historia, ya que era la primera vez en la historia que el Lealtad disputaba una vuelta de 1/16 de Copa RFEF.

Arrancaba el partido en As Eiroas con protagonistas poco habituales en ambos equipos y con la presencia de varios juveniles en ambas filas. Salió muy bien plantado el Lealtad que, haciendo gala de su buen trato a la pelota, busco generar las primeras ocasiones del encuentro, y así al cuarto de hora de partido Medori tuvo la más clara para los negrillos en una contra que remato de vaselina, pero se encontró con el palo. Apenas 5 minutos más tarde, en un libre indirecto en el área rival, que Damián estrello en el muro defensivo del Bargantiños. Dos minutos más tarde llegaría la réplica de los gallegos, fue en forma de gol, un gran cabezazo de Diego ante el que nada pudo hacer Emilio. Antes del descanso Zucu y Damián tuvieron la oportunidad de empatar el encuentro, en el tiro de Damián Buggi tuvo que emplearse a fondo para hacer un auténtico paradón.

La segunda mitad fue un intercambio continuo de juego en la zona media del campo, los maliayos buscaban generar sus ocasiones para el empate, pero estuvieron menos precisos que en la primera mitad. Las ocasiones más claras llegaron con Saha, el cual poco a poco comienza a coger ritmo de competición. En el minuto 85 Zucu tuvo la más clara en una contra que intento dejar para Saha pero el defensa se adelantó, instantes más tarde el propio Zucu estrello un balón en el larguero.

Los de Samu Baños se despedían de esta forma de la fase nacional de Copa RFEF, tras un gran partido en el que los dichosos palos y el buen hacer del meta local. Se despide el Lealtad de la copa federación tras ganar la fase nacional y dejar una gran imagen ante un rival de gran nivel. Ahora toca centrarse plenamente en la liga y así el domingo el Lealtad visita al Universidad de Oviedo. ¡Vamos, Lealtad!