2010 – 2020: Nuestro mejor momento

2010 – 2020: Nuestro mejor momento

La década actual se inicia con los problemas deportivos surgidos en los últimos años y el descenso de presupuesto repercute en la confección de las distintas plantillas. Deportivamente el Club lo acusa y finalizábamos decimosegundos en la temporada 10/11 y decimocuartos en la 11/12 luchando por evitar el descenso. En 2012 todo parece abocado a lo peor porque a la gran crisis del Club se une a la grave situación financiera del país. En ese momento, con el C. D. Lealtad al borde de la desaparición con una deuda muy importante y el equipo deportivamente viviendo horas muy bajas llega, por petición de numerosos aficionados, a su rescate un ex jugador que siente desde muy niño los colores del Club: Pedro Menéndez Tomás, un nombre que pasará a la historia del C.D. Lealtad para siempre por haber protagonizado un auténtico milagro deportivo y económico en una de las gestiones más brillantes de toda la historia del deporte asturiano. Tras un plausible sexto puesto en la liga 12/13, en la campaña 13/14 llega la gran sorpresa de la mano del joven técnico ovetense Javier Rozada, procedente del Real Oviedo cadete, al que pese a su inexperiencia Pedro Menéndez Tomás le dio el equipo. Para alegría y regocijo de la afición de Villaviciosa su primera plantilla se proclama Campeón del Grupo II asturiano en un emocionante sprint final con U.P Langreo -con quien empata a puntos-, seguido muy de cerca por el U.C. Ceares. En la Fase de Campeones se enfrenta al C.D. Puertollano, perdiendo en la localidad ciudadrealeña por 1-0 e imponiéndose en Les Caleyes por 1-0. Dichos resultados le obligan a disputar una prórroga donde nada cambia y proceder al lanzamiento de penaltis, imponiéndose los maliayos por 4-3 tras una mítica parada del guardameta Javi Porrón y obteniendo el ascenso a Segunda División B por segunda vez en su historia.

Con el Club ya saneado en lo económico en tiempo record y cumpliendo escrupulosamente con todos los compromisos con jugadores, técnicos y proveedores, el CD Lealtad afronta el reto de disputar por segunda vez en su larga historia la categoría de bronce del fútbol español que, además, en la temporada 14/15 el grupo I donde compiten los maliayos figuran Clubs históricos como el Real Oviedo, Real Murcia, Burgos, Logroñés, Compostela o Cultural Leonesa entre otros. Tras una floja primera vuelta, en la que el equipo suma tan solo 14 puntos llega una espectacular segunda parte de la competición en la que los de Javier Rozada hacen nada menos que 30 puntos para superar los obtenidos en aquella única presencia en segunda B de la 98/99 y conseguir el hito de la permanencia en la última jornada tras vencer al Racing de Ferrol en Les Caleyes por 1-0 con el tanto histórico de Yosu Camporro.

Ahora, la temporada 15/16 es muy especial por varios motivos: es la última del periodo de cuatro años de Pedro Menéndez Tomás en la presidencia, es la que entra en el año 2018, fecha oficial del Centenario del Club, con un 2016 repleto de actos y eventos conmemorativos y es la primera vez que el equipo repite presencia en la categoría de bronce.

Después de su descenso a la Tercera, y haciendo el equipo desde cero, el Lealtad hace 2 temporadas inigualables, quedando invicto y quedándose a las puertas del ascenso; llega el confinamiento por la COVID 19 y el equipo se queda a un paso de igualar el récord histórico de permanecer imbatible en el fútbol español ostentado por el CD Ourense; tras retomar la competición, el destino lleva al equipo maliayo a cruzarse en Las Rozas con el célebre CD Alcoyano por un puesto en la Segunda B; al no poder jugarse el partido por razones de seguridad sanitaria, el club asciende finalmente de la mano del ex jugador Clemente Sánchez, de forma merecida, a la Segunda B donde afronta una nueva década pleno en ilusión y renovado en su directiva con Fran Cabal y Luis Ángel Vázquez al mando de la nave Leal.

Manteniendo inquebrantables los valores de HUMILDAD, LEALTAD y RESPETO que han sido bandera del Club desde su fundación, afrontamos muy orgullosos este momento, el más feliz de la larga historia del CD Lealtad de Villaviciosa.