Javier Rozada no seguirá en el CD Lealtad

Javier Rozada no seguirá en el CD Lealtad

Tras el empate en Astorga, que significó de manera matemática la permanencia para el CD Lealtad un año más en segunda división B, el técnico ovetense Javier Rozada anuncia su intención de poner punto final a su etapa en Villaviciosa cuando finalice esta campaña.

Su llegada hace 3 temporadas, en una apuesta valiente del presidente Pedro Menéndez que buscaba el perfil de un entrenador joven, ambicioso y al que no le condicionó la poca experiencia de Rozada procedente del Real Oviedo cadete, marcó el inicio de la mejor etapa del CD Lealtad en su larga historia. Un ascenso tan inesperado como meritorio ante el CD Puertollano tras proclamarse campeones de tercera división y dos permanencias en la difícil categoría de bronce del fútbol español ponen de manifiesto el acierto del presidente con su decisión y el magnífico trabajo del técnico, que ahora afrontará nuevos retos que aún no ha desvelado.

La decisión de Javier Rozada de no continuar al frente del equipo ya había sido comunicada al Club hace algunas semanas. La relación entre las dos partes siempre ha sido muy buena, de mutuo agradecimiento, y Pedro Menéndez acepta la voluntad de Rozada, que entiende que su ciclo en Villaviciosa ha tocado a su fin para afrontar otros proyectos. Con solo 33 años es uno de los técnicos más jóvenes del fútbol español en sus principales categorías y los éxitos cosechados al frente del equipo negrillo le ponen en el mercado como un entrenador deseado por varios Clubs. En el CD Lealtad, donde ha dirigido hasta el momento 114 partidos, ha contado con tres ayudantes diferentes en sus tres temporadas como máximo responsable técnico. Primero fue Hernán Pérez su segundo entrenador el año del ascenso y, precisamente uno de sus jugadores en aquella temporada, Javi Castaño, ejerció de ayudante la pasada campaña en segunda B para ser relevado por Marcos García en la actual. Si que mantuvo a su lado al entrenador de porteros, Mauro de Ves, al fisioterapeuta Diego Rodríguez y al preparador físico José Manuel Cánovas, si bien este último ha tenido que ser sustituido por Daniel Álvarez hace unos meses por trasladar su residencia fuera de Asturias. El balance de Javier Rozada en segunda B ha pulverizado todos los records del Club, que tan solo contaba con los registros de su único paso por la categoría en la temporada 98-99 cuando descendió como colista con tan solo 36 puntos dirigido por un joven Marcelino García Toral que ahora triunfa plenamente en el Villarreal. En estas dos temporadas, a falta de las últimas dos jornadas ante la Arandina en Les Caleyes y UD Logroñés en Las Gaunas, Rozada ha conseguido 24 victorias, 19 empates y 31 derrotas con 84 goles a favor y 89 en contra. Ha hecho del modesto campo de Les Caleyes un auténtico fortín con unos registros que le llegaron a igualar a los de estadios como el Camp Nou y la evolución del equipo, tras los 17 partidos iniciales de la pasada temporada en los que el equipo tan solo pudo sumar 11 puntos, ha sido fantástica haciéndose respetar por todos los rivales y siendo considerado siempre un conjunto muy bien armado y sólido que compite en todo momento.

En este sentido, un detalle muy importante a valorar de Javier Rozada en el banquillo del CD Lealtad en estos 114 encuentros es que tan solo en dos ocasiones su equipo ha caído derrotado por más de dos goles, ambas la pasada campaña: en el Carlos Tartiere (4-0) sin Javi Porrón, que estaba lesionado, y en Astorga (6-2) en un partido muy extraño. Si a ellos les sumamos otros ocho encuentros en los que el CD Lealtad cayó por dos goles: ante el Real Tapia (2-0) en la última e intrascendente jornada final de tercera división con los de Villaviciosa campeones, frente al  Real Murcia (0-2), Celta B (0-2) y Zamora (2-0) la anterior temporada y un encuentro de la presente ante cada uno de los cuatro primeros: Racing de Ferrol (3-1), Racing de Santander (2-0), UD Logroñés (0-2) y Tudelano (2-0) tenemos las únicas 10 derrotas en las que su equipo ha tenido menos opciones de puntuar. En los otros 104 partidos el CD Lealtad ha sumado puntos o ha estado siempre con opciones de lograrlo. El guardameta Javi Porrón, el lateral Keko y los atacantes Pablo Espina y Sergio Villanueva son los cuatro jugadores que siempre han estado bajo sus órdenes en el equipo de Villaviciosa en estas tres campañas exitosas para Javier Rozada y el CD Lealtad.

El Club le desea la mejor de las suertes en su nueva etapa profesional y, para siempre, quedarán sus registros en estas temporadas al frente del mejor CD Lealtad de la historia.

Deja una respuesta